Tú que me tienes



Cuánto hay de amor entre tus ojos,
para brillar los míos como faro.

Cuánta piel se muere por vivirte,
siquiera en un instante.

Cuánto es el calor si somos soles,
verano tiritándonos la nieve.

Cuánto mar nos queda de humedades,
de sal y caracolas navegando.

Cuánto de infinito y de nombrarte
mis labios que se pierden.

Cuántos cascabeles de latidos,
universos, volviendo a repetirte.

Cuánta arena tienes del oasis
para arrancarme dunas en el pecho.

Cuánto dime tú, tú que me tienes.